La Cota más pequeña

Escrito por Montesacota 25-12-2015 en Trial Clásico. Comentarios (0)



Hubo un tiempo en el que los niños soñaban con verse subidos algún día en una moto de Trial. Los fabricantes lanzaban al mercado motos infantiles. En sus catálogos aparecían imágenes de niños felices, conduciendo estas motos solos o junto a sus padres. Eran tiempos en los que esos niños podían iniciarse en el pilotaje de una moto adaptada a su tamaño y necesidades, circulando por caminos y sendas, atravesando riachuelos y montañas en total libertad.

La Cota 25 fue en su momento una motocicleta única en el mundo. Fue la primera moto infantil que se comercializaba. Hasta entonces sólo existían algunas motos artesanales construidas por padres ingeniosos o minimotos plegables para adultos (Ducati Minimarcelino, 1969). Se presentó en el salón de Barcelona de 1971 teniendo un gran éxito comercial, agotándose todas las unidades rápidamente y siendo exportadas a países de todo el mundo.
Espoleada por el enorme éxito de ventas Bultaco copió la idea, lanzando en 1974 la Chispa, imitando las formas de la Sherpa T.

La Cota 25 era una pequeña y fiel reproducción a escala de su hermana mayor, la Cota 247, comercializada apenas tres años antes, en el año 1968. Estaba dirigida a niños entre 6 y 12 años, contribuyendo rápida y eficazmente a la popularización del "trial infantil", siendo muchos los clubs y escuderías (ISERN) que se decidieron a organizar multitud de pruebas pensadas para niños, con zonas fáciles y diseñadas especialmente para ellos. Muchos futuros campeones de motociclismo aprendieron a pilotar una moto con aquellas pequeñas Cota 25, Eddy Lejeune, Alex Crivillé, Jordi Tarrés, Amós Bilbao, Laia Sanz...

Sobre la base del chasis en forma de “espina de pescado” de los ciclomotores de Montesa colgaba el motor alemán JLO de 48,76 c.c. mejorado por los técnicos de la factoría de Esplugues. Se diseñó un kit depósito-asiento idéntico al de la Cota 247 pero a tamaño reducido, así como guardabarros y suspensiones en proporción.
Se hizo necesario diseñar componentes específicos, adecuados al menor tamaño de estos nuevos pilotos, ya que hasta ese momento no había nada similar en el mercado. Los neumáticos fueron inicialmente lisos pero enseguida se montaron unos de trial, con tacos, que habían sido desarrollados expresamente para esta moto por la fábrica Pirelli de Manresa, en estrecha colaboración con Pere Pi y Montesa. El resultado fueron unas gomas de 2.00 x 16 "delante y de 2.50 x 15" detrás que unos años más tarde serían la base de las bicicletas de trialsín, ya que cuando Pedro Pi creó la Montesita, aprovechó los neumáticos de la rueda anterior de la Cota 25 , haciendo lo mismo posteriormente con las Monty, popularizando así el tamaño de las ruedas de 16”, siendo esta medida imitada por todo el resto de fabricantes, convirtiéndose en un estándar en el deporte del Trialsin y Bike Trial.
También hubo que fabricar otros componentes especiales y reducidos, como el manillar, el acelerador de cadeneta, los puños y las manetas, en consonancia con el pequeño tamaño de sus brazos y manos.



Versiones:

Versión 1971
La primera versión se distinguía por su chasis gris y cilindro negro, así como por los neumáticos que eran todavía lisos, provenientes de la Minimontesa. La horquilla disponía sólo de muelle interior, sin hidráulico. El embrague era centrífugo automático, siendo el cambio de dos velocidades preseleccionables manualmente. Con la corta alcanzaba una velocidad máxima de 18 km/h, mientras que con la larga llegaba a los 35km/h.
La palanca de arranque era una palanca de cambios de la Impala cortada a la mitad.
El codo de escape era con abrazadera y sin rejilla protectora y el guardabarros trasero tenía una sola sujeción central soldada al chasis.

Versión 1972

La segunda versión era muy parecida a la anterior, de la que se diferenciaba por las siguientes novedades:

- Cilindro gris.
- Horquilla con hidráulico y fuelles protectores
- Neumáticos con tacos tipo trial Pirelli ML 14
- Leva de freno trasero por arriba en vez de por abajo
- Palanca de arranque con estribo plegable
- Tuerca roscada de unión del tubo de escape con el cilindro
- Sujeción guardabarros trasero con dos orejetas laterales




Versión 1974

A partir de esta trecera versión, la Cota 25 se ofrecía con dos tipos de cambio, Automático (Cota 25 A) y Cambio de tres velocidades accionadas con el pie(Cota 25 C).

Se reconocía por:
- Chasis gris
- Nuevo depósito, más estilizado, sin hendiduras laterales y con el tapón centrado
- Cilindro de hierro con aletas rizadas de color negro
- Culata con aletas rizadas en color gris
- Sujeción guardabarros trasero con dos orejetas centrales
- Asiento con el logo Montesa
- Escudos depósito de plástico rígido y de mayor diámetro
- Adhesivos laterales del depósito amarillos ( Cota 25 A-C)
- Protector cárter zincado
- Rejilla escape más pequeña

Versión 1978

La cuarta versión cambiaba la decoración del depósito, adoptando unos adhesivos longitudinales, como los de la Cota 348, con franjas doradas y negras. El chasis era ahora de un gris más claro, casi blanco, y el cilindro negro con aletas rizadas y culata gris. La versión "C" disponía de tres velocidades.

Versión 1981

Los cambios sólo fueron estéticos, imitando la decoración de sus hermanas las Cotas 80-123-200-248-349, con depósito blanco, chasis y suspensiones en rojo, pasando la placa portanúmeros a ser de color amarillo y la rejilla protectora del escape en negro, pieza que se aprovechó como protector del plato en las Montesitas de Trialsin.

La Cota 25 continuó en catálogo hasta 1983, año en el que Montesa, con graves problemas económicos, decidió poner fin a su producción. Para entonces se habían vendido 7913 unidades. De su rival directa, la Bultaco Chispa, apenas consiguieron venderse 1000 unidades.

Montesa inventó un concepto de moto que demostró en su tiempo un rotundo éxito comercial y en la promoción del deporte de base.

Después de 45 años sigue siendo una moto soñada por muchos, muy demandada, muy cotizada y una de las motos más bellas fabricadas a lo largo de la historia del Trial.

Catálogos:

Pilotos:

Laia Sanz

El Rey Felipe VI

Alex Crivillé

Amós Bilbao

Toni Bou

Pere Pi, el padre de la criatura



Mi Cota 25